Paso por tantos ruidos

Paso por tanto ruidos

que no conozco mi sonata

las tonadas se revuelven,

incansables en la habitación,

ninguna toca ni roza

lo más mínimo de mí.

Yo soy

y estoy en medio de sus pasos

para pararlos o evitarlos

a costa de golpes

a costa de ruinas

y pendo de todos los hilos

de tantos hilos que

nunca lograrán contarlos todos, uno a uno,

para que me sumerjan,

cloacas son sus vidas,

en su despensa

Mi sabor es otro

no lo probaréis jamás

 28-8-78

Madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *