Amalio Gran es un poeta inédito. En el doble sentido de la palabra inédito: No publicado –o apenas publicado– y nuevo. Sí, un poeta nuevo.

Sus versos, en ocasiones duros al desnudar nuestras hipocresías, son reivindicación de un poeta que quiere ser sobre todo poeta:

pero dejadme a solas con mi poema

y seguid luchando por vuestras altas banderas.

Una voz clara de poesía que con fuerza expresionista y surrealista, incluso apocalíptica, no es inquisitorial ni avasalladora.

Una voz de poesía en muchos casos haciéndose. Borrador de poesía. Afirmándose en las certezas, deshaciéndose en las dudas.

Como versos en obrador.