No es solo la madrugada

No es solo la madrugada,

– ni la luz nueva-

     No es solo empezar por la a

– ni acabar por la z-

     No es la libertad

-ni enjaular la sombra de un árbol-

Es, que nadie recuerda

los momentos de poco a poco.

No es la mano abierta

-ni el agua-

Pero tampoco, amor, el silencio.

Las bocas están abiertas,

afiladas las gargantas,

¡no es la venganza!

solo el hambre…

Hoy,

palabra obscena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies