El clamor fue tu ronca voz

El clamor fue tu ronca voz

algo hubo de ti

Se suprimió el acento

las palabras sonaban,

Sin alma

sin alma,

Sin alma,

Y huí

Huye

Huyo

 

  Huyendo

  Es todo el final

  es la apertura

  el anunciamiento

  del olvido

  del horror

del mañana distante

…y el amor…

  Acaba de nacer

    el grito, el aullido

la sombra amenazadora de la esperanza

 

La fuerza y el ritmo

son ecos del amor

  Amanece la noche

y las risas rebotan de boca a boca

todos sabemos que no vale la pena

pero da lo  mismo: se puede morir como se nace

  El alba grita:

     la noche perdura!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *