Abierto al aire

Abierto al aire, libre

el oxígeno adolescente.

– No es el ruido de hierro

no son árboles muertos-

-No son manos abiertas

ni son manos cortadas-

Tengo un dedo que señala al infinito

a través de aires yermos

a través de sueños hartos

a través de besos diáfanos

– y no eres tú,

ni tu cuerpo-

Al final, solo

necesito un libro y una cama.

 

15-11-84

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *