Dípticos de sonetos tras la barra del bar

FINALISTA: Sandra María Palacios Garrán

 

1.- Encontrando consuelo tras la barra del bar

Tras la barra del bar tiene la vida

un gozoso sabor a ron con cola,

nos tienta la emoción como una ola

por vientos de poniente sostenida.

 

Tras la barra del bar, cualquier herida

no nos hiere tan hondo, nunca asola,

y se siente, de pronto, menos sola

el alma desolada y aterida.

 

Tras la barra del pan, en lo profundo

la soledad se escora a la alegría

y el corazón es menos vagabundo.

 

Tras la barra del bar, quién lo diría,

halla luz y piedad, alivio, el mundo;

y encuentra el solitario compañía.

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies