Mi patria: lugar irrecuperable

Por debajo del agua

no hay nada

(no sombra, no pasado, no sangre),

por encima del agua

no hay nada

(no casa, no tierra, no grito).

 

La vuelta imaginada es larga penitencia,

camuflaje de imposibles,

no hay vuelta (no casa),

ahora la tierra es vacío,

el nombre archivo,

y no hay nada

(grito escuchado por nadie).

 

Y si se pregunta a la memoria

la memoria es azufre y plomo y lejana lágrima,

y no hay nada,

(salvo una eterna espera

al otro lado de la valla,

salvo gas y lluvia como castigo).

 

Y no hay nada,

nada que pueda recuperarse

de entre el martilleo y la pólvora,

mi casa

la ruina donde florecían esperanzas,

mi casa

todo lugar que ya no es mapa,

 

que solo es exilio

y caminar hacia el mar

(camino inagotable).

 

Mi casa que era patria

y solo es escombro al lado de otro,

mi casa

 

(¿mi patria?

lugar irrecuperable)

 

Adrián Serrano Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *