Quizá es que no veo vuestra realidad

Quizá es que no veo vuestra realidad

quizá es que no quiero verla,

pero dejadme a solas con mi poema

y seguid luchando por vuestras altas banderas.

Sé que no puedo esperar de la mañana

    más que perlas de rocío húmedo y brillante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *