Llegarán los tiempos de las uvas fermentadas

Llegarán los tiempos de las uvas fermentadas

y se transformarán en vinos lujuriosos y sangrientos

que harán dulce la amargura de nuestras salivas

vacías.

Ante los angustiados de uñas rotas

ese día se mostrará en todos sus esplendores y

cálices

eclipsando el sol de nuestros padres.

Rápida, la ventisca galopa con los ecos de la risa

llevando en sus temblorosos acordes

la raíz, a que se agarra rabiosa la esperanza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *