Poesía 7 a Antonio Ruiz

Desde que tengo el humo

por sangre

conozco la soledad.

Me salpican manos

y se dispersan.

El mar se me estrecha

en la bañera,

el cielo

en los ojos.

Todos mis pies andando

todas las veces el mismo camino.

        Abro puertas

 a destiempo,

¡el sol

solo sale por la noche!

Y el amor…

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *