Hay un roto en mi alma

Hay un roto en mi alma

que tú no vas a llenar

 

Se sabe que los muertos

nacen día a día en el periódico,

sin causa, sin destino, sin honor:

no son militares (no hay medallas)

no son mártires (no habrá nadie que los recuerde)

no son líderes (se perderá su nombre)

Hay un roto en mi alma,

el dolor es su eco.

No hay nadie.

Los dedos está cortados.

Hay un roto en mi alma

y mi voz no alcanza el grito.

Publicaciones de navegación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *