Tras la barra del bar

FINALISTA: Mª José Honguero Lucas

 

Ahí estabas, tras la barra del bar,

con cien universos en los ojos

mirando a ningún sitio, herida de silencio,

curvándome los sueños,

columpiando en tus manos las migajas

de esos pájaros de hielo

revoloteando al fondo de tu vaso.

 

A un centímetro el murmullo, el mundo

tarareando su himno roto,

su canción sin alma,

esculpiendo una trinchera en cada gota prófuga,

tejiendo lentamente esa mirada

con que atrapar mi lluvia.

 

Yo al otro lado,

regalándole el aliento a los cristales más turbios,

al borde de tus labios,

inventando teoremas por si acaso

donde encerrar por siempre

la bisectriz de nuestros cuerpos enfrentados,

vaciando las copas y frenando

las ansias por beberte.

 

Ahí estabas, obvivando

cuanto no fuera espejo de tu mar airado,

prestando tu silueta a los ilusos,

a mí

que sentí bien tu calor de invierno

acariciándome las alas,

la humedad de tu boca desmembrada

en mi verso desierto.

 

Llegó la penúltima y te fuiste

como un alud inconsciente

y yo quedé sepultado en la noche perpetua,

recogiendo las sombras de mí mismo

de las huellas resecas de cerveza.

 

Desde entonces

sirvo un vaso con hielo a aquel rincón

donde me perdí contigo,

por si escuchara cantar a los gorriones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *