Y eras nube

Y eras nube disfrazada de azul,

eras nube solo ante mis ojos.

Tendido en el desierto lecho del río

te espiaba, descubriéndote en el alba.

Podías pasearte por las cimas más altas,

bañarte, todo un mar el cielo.

Creías estar a salvo de miradas ansiosas,

pero nada podías ocultarme (yo era aire).

Ola de nube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *