Ella se llamaba Selene

Esta noche no existe la luna

se perdió tras una nube

quizás broten de sus ojos

lágrimas de pena.

Y allí,

escondida del desprecio,

con la mirada nadando en sales

tal vez piense, algo aliviada,

en esta noche,

cuando elevaste la vista

buscando.

                                 CARLOS ZAPATER

                                                            AMALI0 GRAN

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies