No serás tú ni el rayo

No serás tú ni el rayo

quien deje constancia amarga

de las sombras sin memoria

en mi alma.

No serás tú

quien incinere estos versos.

Serás

ese camino por andar,

esperando abierto a mis dedos

las pisadas y las letras.

 Serás crepúsculo de mis dolores

de mis pesadas esperas

y de mis quejas.

Serás, luz en la era oscura, mi luz.

 Y en mi calmado ánimo,

cuando las preocupaciones se diluyan en ti,

sorberé la savia de tu cuerpo

con avaricia.

AMALI0 GRAN

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *