Se ha abierto una pared sin puerta

Se ha abierto una pared sin puerta

de par en par, a cada lado el vacío

y arriba, en el alero, un pájaro

gritando sus amores a las antenas.

El sol ya nada en el cielo y la luna,

tranquila, no ha querido cederle el sitio.

Las terrazas están llenas de cables

y antenas frías, mates como queriendo un color;

mirando por la verde ventana y sobre la tapia

pueden verse, además del gris aún las golondrinas.

 

         24-7-78

(Madrid)

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies