A CARLOS(Cuando era niño)

Que ya no mojo mis ojos

                   en lágrimas

                   que ya no.

                   Que ya no hundo mis labios

                   en la tierra,

                   no, ahora ya no.

                   Ya no quiero bailar

                   al son de los hombres,

                   por fin no, ya no.

Y si un niño

reptando alegre

quiere subir

al sol y a la nube

déjale,

que desde lo alto

verá la siembra,

las manos verá

hundirse en la tierra,

y un brote de jazmín

al nacer

se hará pájaro,

para volar al sol y a la nube.

Dejadles:

que juntos verán el día

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *