Sociedad

Las palabras

Las palabras

brutales, las palabras

con el espíritu vivo,

son las mismas

que rompes en mí.

Palabras y voces.

Yo a veces

Yo a veces

hablo con el aire

Puedes escuchar

Si quieres

Y… a Veces

hablo con palabras

si no las escuchas

Vete

Yo soy la tinta

Yo soy la tinta:

hago que los átomos

                               azules

                                               bailen

y sean el cielo o tus ojos

el agua.

Yo soy la tinta:

hago arder el frío:

y hago voces blancas

como murallas

tintando

Antes de leer a Amalio

Amalio era “un verso libre”, como decía el poeta. Y su poesía es así, de esa manera, libre. Amalio utilizaba cualquier tipo de soporte que le venía a mano para escribir: servilletas, libretas cuadriculadas y gastadas, cartones, paquetes de tabaco… y también sus versos, en ocasiones, formaban dibujos, espirales, cuadrados…… a veces tenían la letra chiquita y apretada y otros alargada y con tachaduras y borrones que dificultaban su lectura.

Son tanto los amores nuevos

Son tantos los amores nuevos

como gotas de sangre

ríen dentro de tu corazón

Amigo de aortas vivas

     ¿es ese tu sueño?

Se ha acabado el fin,

ya la luz parpadea

entre el hoy y el mañana

Hay un gran parecido

entre mi suspiro y el tuyo

    Sólo la crisálida de voces

será XXX de palabras mañana