Paisajes

CRONICAS DE LA CIUDAD SIN SEXO “versión 2” V

Un cataclismo diferente del amor

terremotea entre mis tripas

cada voz que la calle me asalta

en la ciudad sin sexo hecha a nuestra imagen.

-El mate menos brillante

sería foco de locuras iridiscentes.-

 Ni un remanso en el dolor:

sin yerba mis ojos, sin pájaros mi garganta.

 ¿De qué sirven las uñas

si el asfalto rompe uñas, piel, carne y huesos

todas las veces que intentas ararlo?

 En los límites de la ciudad sin sexo salta un grito

no hay oídos que lo recuerden

ni lenguas que lo transmitan

es solo el olvido.

CRONICAS DE LA CIUDAD SIN SEXO “versión 1” V

Un cataclismo diferente del amor

terremotea entre mis tripas

cada voz que la calle me asalta

en la ciudad sin sexo hecha a nuestra imagen.

-El mate menos brillante

sería foco de locuras iridiscentes.-

 Ni un remanso en el dolor:

sin yerba mis ojos, sin pájaros mi garganta.

 ¿De qué sirven las uñas

si el asfalto rompe uñas, piel, carne y huesos

todas las veces que intentas ararlo?

 En los límites de la ciudad sin sexo salta un grito

antes de que mi bota lo aplaste

sin darse cuenta.

Arenas que surgen de los hombres

Arenas que surgen de los hombres

grano a grano,

motas de polvo solitarias

forman las más grandes montañas.

 Y chocan con el mar

donde revientan las olas,

es confusión roca y espumas

guijarros de lágrima de montaña.

 Son luz, éter, sombra de monte,

y caminan ente los hombres,

piedras con alma

arenal eterno.

 Tú eres la cumbre.

Ventana de mis madrugadas

Ventana de mis madrugadas, amorosa ventanuca.

Rompientes de cuchillos cortantes intentan, que no logran, mi celo por ti agotar,

pobres, pobres niños son,

creer que nuestro amor, es como el suyo,

que no es amor.

Y que pueden comprar lo que no estuvo, no está, ni estará en venta.