La última defensa

Se averió el GPS

de la luna

y el cielo es una fotocopia

de mi ánimo.

El sueño agotó su batería

y el blíster acabó su contenido

de pastillas celestes.

Maradona discute con Nacha Guevara

o mis ojos están mirando

diferentes canales.

Un gallo con pretensiones de noruego

avisa que llegó la aurora,

a las dos de la madrugada.

Una moto quiebra el silencio

llevando urgencias a otro lado.

Los infiernos deciden instalar

su campamento

y no me queda más defensa que el poema

para llegar a la mañana.              

Juan Pablo Goñi Capurro

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies