Taquicardia

Vencer al miedo y mis taquicardias reflejas

que me entran cuando me explota la cabeza,

escribo llorando, suplicando, rogando

que los versos me alivien,

y cuando llega el final

todo vuelve al mismo sitio

de donde no se podía arrancar;

y sigo odiando mirando al vidrio

mientras me digo

que escriba algo más bonito, más puro

más intenso, más perfecto;

pero acabo siempre volviendo a empezar

igual que cuando me despierto

y siento encima mio el universo,

empiezo de nuevo si mi cuerpo

ya no es lo que siento

empiezo cuando termino

y termino cuando muero,

empiezo comenzando

con lloros muy intensos;

prosigo buscando el alivio

y lo encuentro en medio

de un oasis perdido

en una efímera casualidad;

encuentro aire en un segundo

que vacía y llena de felicidad;

prosigo,

hasta que entro en el éxtasis

de reirme del mundo.

Ignorando mi vida,

haciéndola de mentira.

estando demasiado viva:

con heridas abiertas

que no se curan

solo se infectan.

Cecilia Suárez Lastra

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies