Vive

      Vive

tal y como sonríes al despertar,

sin asombro ni golpe,

una sencilla secuela del existir,

una respiración detrás de otra

alrededor del aire repetido.

           Y huye de la fuerza

que te ayuda, te anima, te supera,

Sobra, la mano, y la mano,

-dedos extendidos en un vacío preñado –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *