Hª DE DIOS (esos que ahora se disfrazan de hombres)

          En el principio no había curas, ni

militares , ni políticos, ni…pero eso es otra historia.

Éramos, en el principio éramos.

,pero, como al parecer nos aburríamos de ser

felices empezamos a inventar. A inventar cosas. Y, como

todas las demás cosas, inventamos los dioses. Que , a

qué negarlo, comenzaron siendo más bonitos y poéticos

que todopoderosos (el fuego, el sol, la tierra, el aire, aquel

pájaro tan bello y esa corriente de agua), pero la semilla

estaba plantada. Y creció. Creación cuando a alguien segu-

ramente más inútil que ningún otro, pero sin dudad inteligente,

se le iluminó la idea de aprovechar las movidas

naturales del planeta para su propio beneficio ( esta idea

debe ser contemporánea  de la de crear “defensas” contra

los vecinos), o sea, manejar a los dioses, que, hasta

entonces se habían limitado a estar ahí y no

se habían preocupado aún de pasar factura por los

supuestos beneficios que nos reportaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *