En lo profundo

En lo profundo

se ha de mirar,

no al rostro, ni a las manos:

en lo profundo

del infierno interno de cada uno,

donde se murmuran las vidas

que los ojos no saben explicar.

Fijáos

en los estrangulamientos

a la altura del pulmón,

donde respira la sangre,

esa es la cara del alma, sin juicio:

el anhelo.

             AMALIO GRAN  I5-6-83

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies