I

Hace noche de ayer,

de espacio olvidado:

las vibraciones

tiemblan en el mismo espectro,

tímidas, rozando

eso que jamás se atreverán a mostrar.

Hace noche de rabia

con caras que se multiplican

frente a mis ojos,

en la pared, bajo de la cama,

mirando por la ventana desde la nube,

en la sopa, en el espejo…

y no son caras nuevas,

son las que acosan:

los fallos, los disfraces

con que me adorno,

las alegrías, la prisa,

el amor tardío…

miro a las uñas

y veo diez caras diferentes.

Publicaciones de navegación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies